COMO COMUNICAR Y MOTIVAR AL DEPORTISTA SEGÚN SU PERSONALIDAD [PARTE 2]

Jul 13, 2014; Athens, GA, USA; Swimming coach David Marsh talks with Ryan Lochte during the Sunday finals of the Bulldog Grand Slam at Gabrielsen Natatorium. Mandatory Credit: Kevin Liles-USA TODAY Sports

Anteriormente habíamos publicado el articulo “COMO COMUNICAR Y MOTIVAR AL DEPORTISTA SEGÚN SU PERSONALIDAD” siendo que en el día de hoy te traemos la segunda parte.


Canales de comunicación

1o
Preferencias ambientales

Las Preferencias ambientales se refieren a las tendencias generales y habilidades para trabajar o estar solos, con otra persona, en la periferia de los grupos, o implicados activamente en un grupo.

En PCM se plantean cuatro Preferencias ambientales: estar en relaciones uno a uno, solos, ir de un grupo-a-otro grupo, y estar implicado en un grupo.

1o2

La línea verticales el eje de implicación en la meta/objetivo. Los ejes horizontales el de la implicación en las personas. La motivación Intrínsecas e refiere a que la persona toma iniciativa propia en fijar sus metas, o tareas, y auto-motivarse a su realización. La Motivación externase refiere a que la persona espera que alguien externo a él le marque la dirección a seguir o le impulse a la acción para conseguir metas. Implicadose refiere al deseo de estar en un grupo o comprometido en un grupo. Aislado es la tendencia de la persona a retirarse de las relaciones con otros. Una persona que prefiere estar con dos o más personas encaja a la izquierda del eje de ordenadas, mientras que una persona que prefiere estar solo con otra persona o estar solo encaja en la derecha.

Una persona que encaje en el cuadrante superior izquierdo (motivación intrínseca e implicado), al llegar a una fiesta, se entusiasma y se mueve hacia las personas, y gusta de estar en grupo. En un ambiente de trabajo esta persona prefiere trabajar en grupo, disfruta de proyectos que son compartidos con otros, y eso le proporciona implicación y armonía.

La persona que encaja en el cuadrante superior derecho (M. intrínseca-aislado), en la misma fiesta charla de asuntos intelectuales, pero a menudo prefiere una bebida contemplativa solo en el patio, u ojea las ediciones o la organización del lugar del organizador. En el trabajo esta persona funciona bien sola o solo con otra persona, está normalmente orientada al logro.

El ocupante del cuadrante inferior derecho (M. externa-aislado) llega inadvertido a esta fiesta famosa, evita a las personas y se mete en una introspección prácticamente inadvertido. En el trabajo, este sujeto es el solitario que prefiere se le de una tarea y se le deje solo para hacer el trabajo.

La persona que encaja en el cuadrante inferior izquierdo (externo-implicado), gusta de la fiesta y de estar con las personas, pero puede necesitar mucha atención y contacto, yendo de un lado a otro.

A esta persona le gusta estar en diversos grupos de actividad, puede trabajar mejor cuando se le ofrece un desafío creativo.

caeleb-dressell-gregg-troy-50-freestyle-

caeleb-dressell-gregg-troy-50-freestyle-

Podemos encuadrar en la Matriz de Evaluación a cada uno de los Tipos de Personalidad antes mencionados de manera que nos oriente acerca de en que situaciones y atmósferas sacarán el mejor provecho de si mismos. Si tenemos un deportista Empático, tendrá mejores desempeños en una tarea de equipo en el que además se sienta aceptado y que pertenece y si tanto los compañeros como el propio entrenador le ofrecen reconocimiento por ser la persona que es; lo cual no quiere decir que también le motiven además otras necesidades psicológicas en función del orden de su estructura (edificio) de personalidad. Lo mismo cabe decir de los otros tipos, por ejemplo, un Soñador funcionará mejor en una situación de trabajo en la que se le permita desempeñar por si mismo y a su ritmo y solo, una vez se le han impartido directrices claras. Los Lógicos y Persistentes preferirán las relaciones uno a uno y orientadas al logro de una meta claramente definida; una vez la conocen y la comparten, se motivan a si mismos por la importancia de la misma. Los Promotores, por otra parte, no se adscriben en un cuadrante claro, se adaptan a la situación en función de lo que va mejor a sus intereses personales, son como camaleones que están observando siempre la oportunidad para sobresalir y lograr lo que se proponen. El Rebelde prefiere estar en contacto con otros pero necesita poder moverse y cambiar de grupo para mantener la excitación y la diversidad que le estimula; son personas que quieren probar cosas y situaciones diferentes y se aburren ante la monotonía. Conociendo las preferencias ambientales el entrenador puede administrar más eficazmente sus recursos y los recursos del deportista.

1o3

 

Motivación y Necesidades psicológicas

Las Necesidades psicológicas están ligadas con la atención y los deseos motivacionales que hemos de satisfacer como personas para ser efectivos y productivos; son hambres psicológicas básicas que necesitan ser satisfechas de manera funcional y saludable; de otro modo, ponemos en marcha conductas disfuncionales con el propósito de tratar de satisfacerlas. Cada Tipo de Personalidad tiene Necesidades Psicológicas diferentes. Una premisa básica para los líderes y entrenadores es que para poder tratar eficazmente a los demás, han de satisfacer primero sus propias Necesidades Psicológicas específicas. Hacer esto asegura que la comunicación sea eficaz y productiva aconteciendo dentro de los Canales de la Comunicación y evitando lo que en  PCM denominamos Máscaras de la comunicación improductiva, los mecanismos de conducta bajo estrés y disfuncionales, y las interacciones improductivas. Si conocemos nuestra estructura de personalidad, sabemos qué Necesidades Psicológicas debemos satisfacer.

Las Personalidad de Fase y las Necesidades Psicológicas

1o4

A continuación describimos el contenido relativo a cada una de estas necesidades psicológicas.

Reconocimiento por el trabajo. La persona con hambre por el reconocimiento a su trabajo está orientada a la meta y al logro. Esta persona desea confirmación de que lo que ha hecho es valorado por los demás. Se motiva por premios, incentivos económicos, una palmadita en la espalda; todas maneras de reconocer que ha hecho un buen trabajo.

La Estructuración del Tiempo se refiere a la necesidad por saber que se vamos a hacer y cuando. Las personas con necesidad de estructurar el tiempo necesitan un plan para hoy, mañana, y la próxima semana. Incluso cuándo están solos y relajándose al sol, se están preguntando mentalmente “Qué voy hacer?, ¿Cuáles son mis planes?”

La necesidad de respeto por las convicciones se refiere a que la persona tiene un fuerte compromiso con una creencia, una opinión, o un juicio. Estas personas gustan de entrar en conversaciones sobre grandes cuestiones de la vida: los valores, la honestidad, … Es importante para las personas que tienen hambre de convicciones que las personas escuchen y respeten sus creencias.

La persona que se motiva por el reconocimiento de su persona necesita que otros le acepten en la manera que es, sin condiciones, o requisitos de desempeño de tareas. Gustan de que otras personas les digan que los aprecian, o que se alegran de que sean parte del grupo.

Una persona con necesidad sensorial aprecia intensamente las vistas, los olores, el tacto, los sabores, y los sonidos. Esta persona quiere que el ambiente en el que se mueve sea agradable, bonito de ver, melodioso, cómodo y relajante

Las personas cuya necesidad básica es la soledad tienden a aislarse, yéndose a menudo a los ensueños imaginativos y la auto-reflexión. Estas personas están a menudo en paz con ellos, disfrutan de estar dentro de sí, y pueden necesitar soledad. No requieren grupos o excitación.

Las personas con necesidad de Contacto y diversión desean un ambiente que “los encienda” para satisfacer su necesidad de contacto. Satisface el hambre de contacto cosas tales como: tener contactos frecuentes con otros, manejar dispositivos mecánicos o electrónicos, escuchar música fuerte y bailar, jugar lúdicamente, estar en ambientes con muchos estímulos (ej.: luces de colores), y tener los posters favoritos. Además, prefieren estar en torno a personas divertidas.

La necesidad de incidencias cubre un deseo básico de vivir mucha excitación en un período corto de tiempo. Las personas con hambre de incidencias normalmente prefieren estructurar su propio tiempo en base a períodos cortos y de gran intensidad, en contraposición a un horario de 9 a 8. A estas personas les gusta la excitación de jugar fuerte, las apuestas, las altas finanzas, los deportes que implican algún riesgo, ….

Cuando nuestras necesidades se satisfacen somos más productivos y tenemos más energía. Así pues, conociendo el Tipo de Personalidad propio y del otro podemos conocer cuales son las estrategias de interacción adecuadas tanto para conectar en sus sistema de comunicación como las estrategias de motivación personal que hemos de usar.

La mala Gestión del Estrés

Cuando nuestras percepciones son compatibles con las de otros se da una “sintonía” fácil y se minimiza el estrés y la sensación de presión: ambos interlocutores se sienten bien y entendidos. Sin embargo, algunas personas tienen características de personalidad que son muy diferentes de las nuestras. En estos casos, no se da una “sintonía” fácil y tendemos a entrar en conductas típicas de estrés. A menos que nosotros como líderes o entrenadores podamos cambiar nuestra energía psíquica para ajustarnos a la de otros, bien nosotros o los demás pueden experimentar un nivel de estrés suficiente que desemboque en que adoptemos comportamientos típicos de la Secuencia de estrés específica de cada tipología de personalidad; cada tipo de Personalidad tiene una manera específica, previsible y consistente de “entrar” en su estrés personal. Cuanto más allá se entre en la secuencia de estrés, más incomunicación y peor gestionaremos tanto el estrés propio como el de otros.

Según PCM hay tres grados en la mala comunicación, y siempre son secuenciales. El primer grado de mala comunicación implica comportamientos (que llamamos Impulsores) que duran sólo unos segundos cada vez, generalmente tienen lugar docenas o cientos de veces al día, y sirven como una señal de “precaución” de que el estrés está aumentando y está comenzando una mala gestión de nuestras relaciones y situación vital. La conducta de la persona aquí está “determinada” por la convicción básica de que “Soy válido/otros son válidos SI … (soy/son perfectos, soy/son fuertes,  agrado a los demás, me esfuerzo) ”.La trampa es que se condiciona la valía persona la hacer algo.

Son conductas sutiles pero son la Puerta de entrada a los problemas de relación más intensos. Cada tipo de personalidad manifiesta comportamientos específicos de este primer grado:

1o5

Si la persona no es consciente de sus conductas de primer grado, invitará a otros a responderle también de manera levemente disfuncional; por ejemplo, el Lógico que no delega y se carga de trabajo empezará a prepararse en exceso, queriendo controlar todos los detalles, saberlo todo, … y cuando se explica tiende a sobre cualificar. El segundo Grado de la comunicación improductiva bajo estrés ocurre cuando las señales de alerta del Primer Grado no se tratan adecuadamente cambiando la energía. La persona entra entonces en un segundo nivel de estrés en el que la actitud básica es que uno de los dos está “BIEN” y el otro “NO ESTÁ BIEN”.

La persona cuando está en este nivel del estrés adopta comportamientos destructivos o desvalorizadores bien consigo mismo o con los demás. En PCM llamamos a estos “roles psicológicos” Máscaras, ya que implican la adopción de un papel defensivo en las relaciones con los demás. Estas Máscaras pueden ser la de Perseguidor, que ataca a los demás devaluándolos por como piensan, se organizan, etc.; la del Culpador, que achaca a los otros la culpa de sus errores o malos resultados; o la de Víctima, mostrándose manifiestamente aquejado y abatido o adoptando una conducta pasiva de esperar que otros le digan qué hacer. Cada tipo de personalidad adopta uno de estos “roles” predominantemente y pueden observarse en conductas concretas y específicas de cada tipo.

1o6

En el Tercer Grado de estrés de la mala comunicación no hay ningún intercambio útil en la comunicación; las personas han alcanzado un nivel de confusión mental intenso y se sienten desesperanzadas y experimentando un intenso malestar. Generalmente, en este nivel se vivencia la convicción de “ser dejado de lado por los demás “O” tener que deshacerse de los demás porque no son válidos”.

Como hemos señalado, para cada Fase de Personalidad hay una secuencia de estrés consistente y predecible; es decir, un patrón de mala comunicación, que tiene lugar cuando se experimenta demasiado estrés.

Podemos saber a partir de la Fase de la personalidad en la que se encuentra la persona cual será su Secuencia de estrés. El propio entrenador puede experimentar estrés si tiene que dirigir o trabajar con tipos de personalidad que están lejos de su propia estructura de la personalidad. No obstante, cuánto más ejercitemos el estar  en los diferentes pisos de nuestra estructura de personalidad, más fácil nos resultará conectar con cada tipo, y será menos probable entremos en la secuencia personal de mala comunicación.

Estrategias de intervención.

Aun sin ser exhaustivos y sin haber revisado todos los elementos prácticos que nos ofrece PCM, debido a lo limitado del espacio, hasta aquí tenemos ya una serie de elementos claves y valiosos para la interacción con el deportista. A partir de la identificación de su estilo de personalidad Base y Fase, sabemos qué necesidades psicológicas hemos de cubrir (las de la Fase de su personalidad) para mantener e incitar su bienestar psicológico y personal e invitarle a mantener relaciones funcionales tanto con el entrenador como con los compañeros de equipo, y aun en sus relaciones personales. Y, por otra parte, sabemos cuál es el Canal de comunicación que hemos de  emplear predominantemente con él para “conectar” y el tipo de percepciones que hemos de usar para encajar en “su visión” del mundo.

En base a esto, los entrenadores pueden establecer estrategias de intervención tanto para si mismos como para el trato diario y semanal con los deportistas a los que entrena.

1o7

La Regla básica es que cuando una persona no tiene satisfechas sus necesidades psicológicas motivacionales, pondrá en marcha mecanismos de conducta desadaptativos típicos de su manera de estar estresado, al objeto de tratar de satisfacerlas. De manera que cuando vemos a alguien en su secuencia de estrés típica lo primero que hemos de hacer es dar reconocimiento a sus necesidades psicológicas. Un ejemplo del mecanismo de estrés es el de la persona Lógica que no delega adecuadamente los trabajos porque cree que pierde más tiempo en explicar que en hacerlo ella todo, ya que nadie lo hará tan bien como ella; a medida que asume más y más trabajo se siente abrumado, no lo hace todo lo bien que quisiera por el exceso de tareas y empieza a atacar a otros porque no se organizan bien y no ponen atención en sus desempeños. Aunque en realidad desea ser reconocido por su logros y la calidad de lo que hace, si sigue en su mecanismo de fracaso finalmente será rechazado por los demás que le tacharán de controlador y perfeccionista y probablemente le dejen solo, confirmando que “nadie vale la pena”. Esta es la paradoja del guión de vida: la persona en su sistema aprendido trata de satisfacer sus necesidades legítimas, pero finalmente confirma que una y otra vez no puede ser.

El entrenador capaz de adaptar su estrategia de comunicación y habilidades a los demás, será lo suficientemente flexible en su comunicación para adaptarse de manera particular a cada deportista y generará estrategias de interacción e intervención para tratar a cada persona como individuo único.

Además, creará estrategias para mantener a sus deportistas motivados empleando sistemas de motivación personalizados.

Siguiendo con el ejemplo del deportista de personalidad Lógico, que se esfuerza en hacer sus tareas de manera perfeccionista (tiene dificultad en compartir el juego, entrena demasiado porque nunca está satisfecho y critica a los compañeros porque no dedican tanto tiempo como él), su entrenador puede elaborar una estrategia de relación del tipo.

1o8

PCM es un modelo práctico de identificar la personalidad propia y de los demás y ofrece estrategias y tácticas comunicativas para manejar el proceso de interacción de manera productiva y saludable al objeto de prevenir la entrada en estrés y la mala comunicación.


Nombre y Apellidos: Mario C. Salvador Fdez.

Profesión: Psicólogo, psicoterapeuta y consultor de organizaciones empresariales y deportivas

Centro de Trabajo: ALECES, Instituto de Desarrollo Humano.

Dirección: C/ Círculo das Artes, 18, Entlo.; 27002 Lugo. Tel.: 982 280211. www.aleces.com

Member & Coach American Swimming Coaches Association (ASCA)

Comenta Esto

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *